MORGAN FAIRCHILD

Rate this post

Biografía – En el reino de las telenovelas

Patsy Ann McClenny, más conocida con el nombre artístico de Morgan Fairchild, nació en Dallas, en el estado de Texas (EE.UU.), el 3 de febrero de 1950. Reconocida actriz en América, debe su éxito principalmente a las series de televisión de los años 70 y 80, que la han visto muy a menudo como protagonista. Durante muchos años también ha sido un testimonio de la investigación contra el SIDA, así como una firme defensora de los derechos ambientales. Su padre es ingeniero, mientras que su madre es maestra.

Su carrera artística comenzó a la edad de diez años cuando su madre, para superar su timidez innata, la inscribió en varios cursos de actuación y dramaturgia, facilitando así sus relaciones con otros niños en la escuela, que hasta entonces había sido bastante tibia. La pequeña Patsy Ann disuelve y descubre su talento de niña, participando en varias producciones teatrales.

A la edad de catorce años participó en las selecciones de la Srta. Dallas, pero no pudo imponer su belleza, centrándose particularmente en la interpretación artística. Cuando era muy joven, en 1967 se casó con el productor musical Jack Calmes, pero pronto se separó, exactamente en 1973.

Cuando alcanzó la mayoría de edad, se trasladó a Nueva York y eligió su propio nombre artístico, Morgan, que derivaría de una película británica de 1966 del mismo nombre, protagonizada por David Warner y Vanessa Redgrave, que habría impresionado a la joven actriz tejana. El apellido Fairchild, por otro lado, sólo sería el resultado de una consideración estética o, mejor dicho, eufonía, en el sentido de que encajaría bien con el más buscado Morgan, al menos según los deseos del artista de Dallas.

Sin embargo, el nombre artístico le trae buena suerte y, en 1973, sólo seis semanas después de su traslado a la Gran Manzana, fue llamada para interpretar el papel de Jennifer Pace, en la telenovela titulada “Waiting for Tomorrow”. La serie, emitida diariamente por CBS, le da un éxito formidable que la convierte en uno de los personajes más queridos por el público, a pesar de tener un papel bastante truculento, el de una asesina psicópata. Hasta 1977 Morgan Fairchild estuvo en la televisión todos los días con este jabón de la suerte.

Sin embargo, la actriz tejana sueña con un futuro en Hollywood y, tras la experiencia de Nueva York, sin un agente ni una propuesta concreta, decide trasladarse a Los Ángeles. Apenas dos meses después, en 1978, fue elegida como la primera actriz en el guión de televisión “Dallas”, que llegó en poco tiempo a las pantallas de televisión de media Europa, logrando un gran éxito en Italia.

Morgan Fairchild es Jenna Wade en el plató de la telenovela. Sin embargo, su personaje no puede despegar, al menos no como quisieran los productores, por lo que Fairchild pierde el papel que le ha sido confiado a Priscilla Presley (hija de Elvis) que en poco tiempo expresa todo el potencial del personaje.

Es una oportunidad perdida para la actriz tejana que, sin embargo, ya en 1980, es rehecha con otro jabón: “Flamingo Road”. Aquí Morgan Fairchild es Constance Semple, un personaje que le queda como un guante y le da el éxito deseado. La nominación al Globo de Oro que recibió por su actuación como mejor actriz es una clara prueba de ello.

Pasan un par de años y la serie de televisión, como suele ocurrir con productos de este tipo, acaba perdiendo audiencia, también por la continua proliferación de otros jabones más o menos similares. En 1982 entonces, la producción decide cerrar el espectáculo y a partir de ese momento comienza también un lento declive para Fairchild. La actriz tiene algunos papeles de película, pero son películas que no tienen mucho éxito.

Pudo volver a la vanguardia en 1985 con el compromiso que obtuvo en un nuevo jabón llamado “Falcon Crest”. Esta última producción la vio como protagonista hasta 1986 y, en esos mismos años, trabajó en paralelo con la miniserie, de gran éxito en Estados Unidos, “North and South”, participando en ambas ediciones.

Su primera película exitosa fue en 1987: “A Lovely Guy”. Mientras tanto, en 1985, rodó “Las aventuras picantes de Robin Hood”, una comedia en la que también emergen sus cualidades como actriz de cómic. En 1989 protagonizó “Diary of a Ghost”, otra comedia, mientras que en 1990 interpretó el papel de estrella invitada en la serie “Murphy Brown”, una sitcom protagonizada por Candice Bergen, producida por CBS. Su actuación en la serie de televisión le valió una nominación a los Premios Emmy.

De 1995 a 2001 Morgan Fairchild desempeñó el papel de madre de Chandler, participando en la exitosa serie americana “Friends”, producida por Warner Bros y muy querida por el público joven, no sólo por los estadounidenses. La hermosa actuación vale una parte en 1996 en el otro exitoso jabón “Hospital General”.

En este punto, después de más de treinta años de carrera en las series de televisión más populares de Estados Unidos y Europa, la actriz se concede a sí misma sólo papeles de estrella invitada, participando en las producciones a través de agradables camafeos que la convierten en un ícono de la telenovela americana. Es el caso de la serie “Fashion House”, de 2006, o “Chuck”, para la que trabajó de 2008 a 2010, o, por último, la famosa telenovela “Beautiful”, que conmueve en 2009.

También hay una parte interesante en otra serie de televisión, con un corte muy diferente de las anteriores, “La ley y el orden”, en 2010. En 2011 participó en el reparto de la película “Beverly Hills Chihuahua 2”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.